Rapsodia del buen amor

Mi ánfora está lista para amarte.
Sepan los héroes que te amo,
y que ninguno de ellos
podrá tocarte.
Y sepan los poetas
que no pueden enamorarte,
pues te ofrezco lo imposible para ellos:
Un corazón que quiere amarte.

Te ofrezco un amor vestido
de huesos, piel y viva carne.
Cada poema que te escriba
siempre habrá de relatarse,
creando figuras en el cielo
y abrazos que no puedan olvidarse.

Será tu nombre, amor mío,
recordado por las mañanas y las tardes.
No al lado de los héroes,
no con espadas y sus trajes.
Te cantarán las doncellas enamoradas,
te soñarán los caballeros andantes.
Pero ninguno te amará como te amo,
ni como habré de amarte.

Será un himno esta rapsodia,
y en otras lenguas
habrá de relatarse.
Y tu nombre quedará escrito
en toda molécula de aire
y en toda boca enamorada
que esta rapsodia cante.

2 comentarios sobre “Rapsodia del buen amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s