Ahorro fatal

Suena con dolor la alcancía,
al caer cada moneda de angustia.

Cada depósito es un epitafio
al futuro que más lejano se vislumbra.

Cada ahorro se transforma en semilla
que deja la tierra más estéril y dura.

El aliento se vuelve insoportable,
y la conciencia, seca, ya no alumbra.

Los pasos se tornan temblorosos
y las luces parecen más difusas.

Al volverse millonariamente ebrio,
con abundancia siembra la amargura.

¡Maldito ahorro es el alcohol,
que roba a niños y madres su ternura!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s